sábado, 24 de junio de 2017

La empresa canaria Binter debe atenerse a la legalidad internacional en el Sahara Occidental, ocupado


La mercantilización de la ocupación que está promocionando la empresa canaria BINTER a la ocupación marroquí ilegal del Sahara Occidental 
La empresa canaria Binter en su negocio debe ajustarse a la legalidad internacional en el Sahara Occidental ocupado y no dar más alas a la imagen de la ocupación marroquí a los territorios saharauis.
Fuente: Diario La Realidad Saharaui, DLRS
EIC Poemario Sahara Libre. Sábado 24 de junio de 2017
La Representación Saharaui para Canarias tras observar el papel publicitario que está llevando a cabo la empresa aérea canaria Binter en dar visibilidad ilegal a la ocupación marroquí en las ciudades saharauis, emitió ayer viernes 23 de junio un comunicado en el que advierte a la empresa no inmiscuirse en la ocupación de los territorios saharauis difundiendo el discurso de la ocupación ilegal. 
Comunicado:
“La Binter que lleva años operando entre la isla de Gran Canaria y las ciudades ocupadas del Aaiun y Dajla,  parece que no solamente se ocupa de estos negocios ilegales con régimen de ocupación marroquí, sino también como medio propagandístico del mismo. Consideramos que la belleza paisajística de nuestra costa y nuestro desierto deben ser consideradas como patrimonio del pueblo saharaui al igual que los fosfatos, el banco de pesca, los productos agrícolas y la arena, que el Tribunal de Justicia Europeo a través de su sentencia del 21 de diciembre de 2016 considera que el territorio del Sahara Occidental no forma parte de Marruecos, por lo que es ilegal la explotación de esos recursos sin el consentimiento de su legítimo dueño el pueblo saharaui.
Esta propaganda se está exhibiendo en grandes carteles luminosos en la principal avenida marítima de Las Palmas de Gran Canaria, lo que hace que la compañía Binter se convierte en un patrocinador del genocidio marroquí contra el pueblo saharaui, olvidando que la ciudad de “Dakhla” como la llama el ocupante marroquí, cuando es Dajla o Villa Cisneros, allí se asesina y se tortura por más de 40 años, a mujeres, niños y hombres que se manifiestan por el simple hecho de pedir su derecho a la libertad y la independencia.
La propia empresa es testigo de primera mano del trato indignante y hasta a veces vejatorio a simples ciudadanos españoles que a veces son agredidos dentro de sus propios aviones por la gendarmería marroquí , sean parlamentarios, de partidos políticos, periodistas, ONGs de Derechos Humanos que quieren acceder a la ciudad del Aaiun o a Dajla, y que son devueltos para que no se conociera la cruda realidad que vive el ciudadano saharaui en esas ciudades, donde la Binter hace suculentos negocios, convirtiéndola en simple cómplice de la tragedia que vive el pueblo saharaui.
Esperamos que la empresa Binter no siga viendo la realidad saharaui desde el dinero y las alturas. Concluye el comunicado de la Representación Diplomática Saharaui para Canarias.

viernes, 23 de junio de 2017

Estudiantes saharauis presos ven su juicio aplazado por la 12ª vez

Los estudiantes saharauis detenidos hace casi 18 meses, vieron su juicio aplazado por la 12ª vez hoy en el tribunal de Marrakech. Este grupo es conocido por los “Compañeros de El Ouali”, joven estudiante asesinado por las autoridades marroquíes.
Los 17 estudiantes (uno fue detenido y junto al grupo hace unos meses), son acusados de provocar la muerte premeditada de un civil, destrucción de inmuebles e incentivar la destrucción de bienes e inmuebles.
Los jóvenes fueron detenidos tras su participación en manifestaciones estudiantiles saharauis.
El observador internacional Emilio García, miembro de SOGAPS – Galicia y acreditado por la Fundación Sahara Occidental, había intentado entrar en el tribunal de Marrakech el pasado 13 de junio acompañado de un traductor, pero fue impedido por las autoridades marroquíes. El Sr. García después de presentar el pasaporte y acreditación necesaria fue informado de que no se le permitía entrar en el edificio.
En esta fecha el juicio se había aplazado para el día de hoy.
Según la información recogida por Emilio García, el grupo está formado por estudiantes de la Universidad Ibn-Zohr de Agadir y de Kadi Aiad de Marrakech, el primer grupo fue detenido el 24 de enero de 2016 y el resto en fechas posteriores.
El 9 de junio, el tribunal inició este juicio sólo para oír las acusaciones, los jóvenes estudiantes se reafirmaron en su inocencia y declararon que no abdican de sus convicciones en relación a la legítima lucha por la autodeterminación del pueblo saharaui por medios no violentos, según declaraciones de Cristina Benítez de Lugo, observadora que estuvo presente.
Como porunsahralibre.ogr (PUSL) ha venido denunciando desde la detención de estos jóvenes en 2016, los malos tratos y torturas han sido sistemáticos, y los estudiantes ya realizaron varias huelgas de hambre reivindicando entre otras cosas, asistencia médica básica para los torturados.
Las autoridades marroquíes repetidamente han ofrecido a los jóvenes la libertad o reducción de acusación, en el supuesto de que renieguen sus convicciones políticas, según denuncia, Bachir Ismail, miembro de la liga estudiantil saharaui en declaraciones a Emilio García.
Las familias de los estudiantes han sufrido persecución por las autoridades marroquíes desde la detención de los jóvenes, y no se les ha permitido el derecho de visita de forma regular y de acuerdo con la ley marroquí.
La nueva fecha de juicio es el próximo día 22 de julio de 2017.

El defensor saharaui de derechos humanos Hassana Duihi trasladado injustamente de su trabajo por su activismo por el Sahara Occidental

Fuente: ASVDH, 16 de junio de 2017
El defensor de derechos humanos miembro de la ASVDH, Hassana Duihi, ha recibido, el 16.6.2017, una orden abusiva de traslado de la Academia regional de Educación y de Formación de El Aaiún a la Dirección regional de Educación y Formación de Bujador (a 200 km. de su residencia).
Esta decisión apunta a las actividades del Sr. Duihi dentro de la ASVDH a favor de la defensa de los derechos humanos en el territorio, para neutralizarlas.
La ASVDH denuncia esta decisión que busca alejar a los activistas saharauis del espacio territorial donde ejercen su militancia.
Esta asociación lamenta la injerencia de las autoridades de Seguridad en otras administraciones marroquíes.
La ASVDH ratifica el derecho de los defensores saharauis de derechos humanos a un trabajo en condiciones adecuadas, como lo estipulan todas las legislaciones y convenciones internacionales.
Por último, la ASVDH pide al Estado marroquí que reconsidere esta decisión arbitraria.
ASVDH. El Aaiun/ Sahara Occidental

Comunicado del Intergrupo sobre el Sáhara Occidental del Parlamento Europeo en solidaridad con los presos de #GdeimIzik

Fuente: Porunsaharalibre, 22 de junio de 2017
La eurodiputada de IU y vicepresidenta del Intergrupo sobre el Sáhara Occidental del Parlamento Europeo Paloma López, ha promovido una declaración de solidaridad con los presos políticos saharauis de Gdeim Izik, que se enfrentan desde el pasado mes de marzo a un juicio en Salé que, tal y como ha podido comprobar durante las vistas a las que ha asistido en calidad de observadora internacional, está plagado de irregularidades y está vulnerando los estándares internacionales más elementales.
El texto pide dos cuestiones concretas:
La intervención de la UE y sus Estados miembros para que eleven al “máximo nivel” este tema en todas las reuniones que mantengan con las autoridades marroquíes; la supervisión del proceso y que se entrevisten con los detenidos para conocer de primera mano en qué condiciones están
Y reclama una investigación de la ONU que determine la situación del grupo de presos de Gdeim Izik
Por último, recuerda que las resoluciones de Naciones Unidas amparan el legítimo derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui, expresión que debe concretarse a través de un referéndum.

jueves, 22 de junio de 2017

El Congreso del PSOE, Marruecos y Sahara

Pedro Sánchez saluda a la delegación saharaui en el Congreso del PSOE.

Delegación marroquí de la USFP junto al expresidente, Rodríguez Zapatero
Las repercusiones en el Sahara y Marruecos no se han hecho esperar tras la celebración del 39 Congreso federal del PSOE el pasado fin de semana, interpretando cada uno a su modo el cónclave socialista. Ambos estuvieron presentes como invitados, así, acudieron representantes de la marroquí Unión Socialista de Fuerzas Populares (USFP) y del saharaui Frente Polisario.
Hay que recordar que la USFP comparte presencia en la Internacional Socialista con el PSOE, aunque también forma parte como observador el Frente Polisario.
Por parte marroquí asistieron los representantes del Consejo Nacional de la USFP, Mohamed Benabdelkader y Nouredin Fatih. El diario Liberation, órgano en francés de la USFP, ha publicado una foto muy significativa del Congreso socialista, soslaya totalmente la presencia del secretario general, Pedro Sánchez, ilustrando la información con una imagen de los dos invitados de la USFP con el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, quien apoyó como se sabe a su rival, la andaluza Susana Díaz en el proceso de primarias.
En Marruecos, como se sabe, el expresidente español, al igual que Felipe González, tiene muy buena imagen e incluso fue condecorado hace casi un año en Tetuán por el rey Mohamed VI con el cordón alauí de clase excepcional. Uno de sus gestos más controvertidos fue su presencia en el Foro Crans Montana en la ciudad saharaui de Dajla en marzo de 2015.
Por su parte, la agencia de noticias saharaui SPS, ha publicado una foto muy ilustrativa también, el secretario general Pedro Sánchez, saludando a la delegación saharaui presente en el Congreso, compuesta por la delegada en España de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Jira Bulahi y el ministro de la RASD, Bachir Mustafa Sayed.
Además se señala que en la “nueva etapa que se abre en el PSOE, aborde con más firmeza y determinación el asunto del Sahara Occidental”. Para ello, le han emplazado “a un encuentro bilateral en el que abordar con más profundidad esta cuestión tan trascendental no solo para el PSOE sino para toda la sociedad española”.
Respecto a esta cuestión hay que citar que en la nueva ejecutiva socialista se sientan dos miembros declaradamente prosaharauis. Por un lado, la portavoz del grupo socialista español en el Parlamento Europeo –recupera el puesto después de ser cesada por la Gestora- y secretaria de la Unión Europea en la ejecutiva, Iratxe García Sánchez, quien es miembro de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui. Por otro, el exalcalde de San Sebastián y diputado nacional, Odón Elorza, se incorpora como secretario de Transparencia y Democracia Participativa. Recientemente promovió una iniciativa parlamentaria, en concreto, una proposición no de ley para que el Instituto Cervantes abriera un aula en los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf.
Por último, mencionar el detalle que, en las votaciones producidas en varios ayuntamientos de Cataluña, incluido el de Barcelona, el PSC ha votado a favor de la solidaridad y las reivindicaciones del Rif marroquí.

miércoles, 21 de junio de 2017

El mapa de la descolonización en el mundo. 17 colonias en 2017


Fuente y gráficos. Agencia Europapress
EIC Poemario por un Sahara Libre
El martes 20 de junio la agencia EUROPA PRESS se hizo eco de las 17 colonias que la ONU registradas y activas en su agenda de 2017. La noticia ha sido titulada “17 colonias en 2017: el mapa de la descolonización en el mundo.   
La agencia indicó que al final de la Segunda Guerra Mundial, casi un tercio de la población mundial vivía en territorios que dependían de potencias coloniales. El proceso de descolonización iniciado entonces sigue incompleto, pues alrededor de dos millones de personas siguen viviendo bajo dominio colonial bajo dominio colonial en los diecisiete territorios no autónomos que reconoce la Organización de las Naciones Unidas en la actualidad.
El primer gran logro de la ONU, desde su creación, fue facilitar la autodeterminación de los territorios coloniales controlados por las antiguas potencias europeas. En 1960, la Asamblea General aprobó la concesión de independencia a los países y pueblos coloniales, una declaración que reconocía el derecho de libre determinación de todos los pueblos. Como resultado de este procedimiento, muchos países consiguieron la independencia y pasaron a formar parte de las Naciones Unidas, pero hay territorios en los que el proceso fracasó y otros que han elegido no modificar su estatus.
Los hay, también, que pactaron fórmulas con los países coloniales, como en el caso de muchos territorios británicos de ultramar, que disponen de parlamento propio y disfrutan de un régimen fiscal especial, pero cuyo gobernador es elegido por Isabel II. Y algunos otros territorios, como el Sáhara Occidental, que consiguieron la independencia de un país a cambio del sometimiento a otro.
En total, diecisiete países siguen bajo régimen colonial: Sáhara Occidental, Anguila, Bermuda, Islas Vírgenes Británicas, Islas Caimán, Islas Malvinas, Montserrat, Santa Elena, Islas Turcas y Caicos, Islas Vírgenes de Estados Unidos, Gibraltar, Samoa Americana, Polinesia Francesa, Guam, Nueva Caledonia, Islas Pitcairn y Tokelau.
Naciones Unidas da tres opciones a los territorios no autónomos —la libre asociación, la independencia y la integración con otro estado— y también contempla fórmulas intermedias como el régimen de administración fiduciaria, creado especialmente para la vigilancia de los territorios segregados de países derrotados en la Segunda Guerra Mundial como Hawai, anteriormente bajo dominio japonés.
EL LARGO CAMINO HACIA LA AUTODETERMINACIÓN DEL SÁHARA OCCIDENTAL
Uno de los procesos de descolonización más espinosos ha sido el del Sáhara Occidental, territorio ocupado por España desde 1884. En 1967, España atendió las peticiones de Naciones Unidas y accedió a organizar un referéndum para determinar la autonomía del Sáhara, pero en 1975, unos 350.000 marroquíes cruzaron la frontera del Sáhara Occidental para reclamar el territorio, a lo que el régimen español respondió cediendo su administración. Ante esta situación, el Frente Polisario —partido saharaui en el exilio—, declaró la República Árabe Saharaui Democrática e impulsó acciones militares contra los nuevos ocupantes.
El Frente Polisario y Marruecos mantuvieron un conflicto armado hasta 1991, cuando firmaron un acuerdo de Paz que incluía la celebración de un referéndum en 1992. A día de hoy, el referéndum sigue sin celebrarse y Amnistía Internacional denuncia "restricciones arbitrarias impuestas a manifestantes y activistas pacíficos partidarios de la autodeterminación del Sáhara Occidental". (…)

#GdeimIzik – Informe de abogadas francesas desenmascara juicio farsa marroquí

La Sra. Ouled y la Sra. Metton, abogadas francesas, que representaban a los Prisioneros Políticos Saharauis del Grupo Gdeim Izik, presentaron un informe detallado sobre este caso que denuncia todas las ilegalidades y la tortura sistemática que estos 24 acusados ​​sufren desde hace casi siete años.
En el informe también se incluyen 3 contra-pericias de los exámenes médicos de los prisioneros y las autopsias que fueron “facilitadas” a los abogados casi siete años después de los eventos, pero no presentadas ante el tribunal, ni nunca se presentó ningún cadáver.
La próxima sesión del juicio, que se cree es la última, comenzará el 11 de julio, después de que la parte civil en su argumento final pidió un cambio de las acusaciones para actos contra la seguridad interna de Marruecos, que no es más que acusación de terrorismo Y acusó al Frente Polisario y a Argelia de ser enemigos del Reino.
El 16 de mayo, los prisioneros políticos y sus abogados se retiraron del proceso. Los acusados ​​declararon que no continuarían participando en una “obra de teatro llamada de juicio”, donde “la presunción de inocencia está totalmente ausente” y “no es más que la repetición del tribunal militar de 2013”.
La Sra. Ouled y la Sra. Metton, publicaron un informe muy detallado sobre el caso Gdeim Izik, ¿cómo se involucraron en este caso?
La Dra. Metton es especialista en derecho internacional humanitario y derecho penal, es la abogada de Naama Asfari, uno de los acusados. Su oficina presentó una queja en su nombre en Francia y ganó un procedimiento en el Comité contra la tortura.
La Dra. Ouled trabajó para el gobierno francés como asesora jurídica de derecho internacional y europeo. Se especializa en casos de asilo para saharauis.
El 16 de mayo fueron expulsados ​​por la fuerza del tribunal en presencia y por órdenes del juez presidente, ¿es éste un procedimiento normal en un país que dice respetar la ley?
Nuestra expulsión el 16 de mayo es la evidencia de que no hay respeto por las reglas del derecho en el tribunal de apelación de Rabat y la justicia marroquí.
Es absolutamente inusual expulsar a los abogados de defensa durante la presentación de la alegación, y es uno de los principales delitos contra el derecho a la defensa que puede hacerse.
¿Cuáles son los puntos principales que quisieran subrayar que demuestran la inocencia de los 24 acusados?
Todos los puntos principales que demuestran la inocencia fueron indicados por los tribunales nacionales e internacionales: no hay pruebas de la culpa de los 24.
El tribunal militar condenó y prendió a los acusados ​​principalmente sobre la base de sus confesiones, los reos denunciaron que las fuerzas de seguridad los torturaron y forzaron a firmar declaraciones que no habían leído. El proceso no muestra evidencias de que el tribunal haya conducido un examen médico a cualquier acusado para verificar si hay pruebas de abuso.
La acusación ofreció pocas evidencias aparte de las declaraciones policiales de los acusados.
El tribunal oyó sólo un testigo de la acusación, el bombero Redouane Lahlaoui, que no reconoció a ningún acusado. Ningún agente de policía testificó.
La acusación también presentó armas que la policía habría aprehendido en el campamento. Sin embargo, la acusación no aportó ninguna evidencia que conecte las armas a los reos además de “confesiones” en las que admitieron su posesión y uso (ninguna prueba de ADN efectuada, por ejemplo).
Además, ningún informe de autopsia fue presentado en el juicio para dilucidar cómo y cuándo cada uno de los agentes de la fuerza de seguridad había muerto. El tribunal no estableció cuál de los acusados ​​causó la muerte de los agentes de la ley.
El Tribunal de casación anuló esta decisión, que muestra que: 1. No hay víctimas; 2. Ninguna evidencia de los asesinatos; 3. Ninguna evidencia de vínculo entre el acusado y los policías muertos.
Además, el Comité contra la tortura declaró que Marruecos torturó a Naama Asfari, uno de los acusados, y usó su declaración obtenida bajo coacción para declararle culpable. Así, no hay evidencias sino sus propias declaraciones. Y este es el caso de todos los acusados.
Los abogados de la parte civil declararon que no había pruebas para demostrar que los 24 eran culpables de asesinatos.
¿Creen que es un juicio criminal?
Un juicio criminal debe respetar los principios básicos del derecho penal y del proceso penal: un tribunal imparcial muestra la debida diligencia al intentar determinar si hay pruebas suficientes para declarar a alguien culpable de un crimen.
En este caso no se verificó: las condenas son injustas para los demandados.
Casi todos los acusados ​​eran conocidos por implicación política para la autodeterminación, o ser activistas saharauis y / o de derechos humanos. Esta es la verdadera razón por la cual son perseguidos por la justicia marroquí.
Además, durante los seis meses de juicio y, especialmente, al final, el presidente, el procurador y los abogados de la parte civil intentaron demostrar un vínculo entre los acusados ​​y el Frente Polisario y también un tercer país, Argelia. El objetivo es querer mostrar que los acusados ​​son marionetas de fuerzas políticas intentando desestabilizar Marruecos.
La justicia marroquí hizo de este juicio un juicio político.
El representante legítimo del pueblo saharaui es el Frente Polisario, el movimiento de liberación, es aquel que firmó el acuerdo de alto el fuego y que se sienta en la mesa de negociación en las Naciones Unidas.
Asimismo, el Polisario presentó un procedimiento legal contra la explotación ilegal de los Recursos Naturales por Marruecos y ganó el caso ante el Tribunal de Justicia Europeo, que está provocando algún perjuicio financiero al Reino de Marruecos que ha visto ya detenidas varias cargas marítimas de productos ilegales.
¿Creen que el grupo de Gdeim Izik está siendo utilizado por la máquina de propaganda de Marruecos para fabricar un enlace de terrorismo y, por lo tanto, desacreditar el Frente Polisario?
La estrategia de presentar un movimiento de independencia como grupo terrorista es una estrategia muy antigua, que Francia usó en Argelia, por ejemplo.
Hoy en día, sólo tienes que decir terrorismo para poder hacer todo lo posible, incluso la prisión de 21 personas que deben ser consideradas inocentes.
En realidad, el hecho de que el Tribunal de Apelación intenta demostrar que los acusados ​​están vinculados con el Frente Polisario y que son terroristas, es realmente una confesión de que los acusados ​​son perseguidos por su opinión política y su activismo.
¿Hay decenas de prisioneros políticos saharauis detenidos por Marruecos en condiciones inhumanas y sometidos a la tortura sistemática, por qué el mundo está en silencio?
Marruecos crea un Omertà real (ley del silencio) en torno a los saharauis: los periodistas están prohibidos en el territorio ocupado, los abogados son expulsados, activistas de derechos humanos, etc. … y eso funciona.
Además, Marruecos tiene el apoyo de un país poderoso, como es Francia.
¿Pueden explicarnos la importancia de la participación de observadores internacionales, abogados y activistas de derechos humanos en este juicio?
El trabajo de observadores y activistas internacionales es esencial para obtener testigos de lo que está sucediendo y ayuda a los abogados, dándoles información independiente sobre la realidad en los tribunales marroquíes.
Hay pocos representantes de Estados en estos juicios. Sin estos observadores, abogados y activistas de derechos humanos, la cuestión de la tortura y violación de los activistas saharauis nunca habría sido denunciada al mundo.

Cheija, apátrida en España: "No he sentido nunca la tranquilidad que da tener un hogar"

Esta joven saharaui es una de los al menos diez millones de personas que hay en el mundo sin nacionalidad, según el informe 'Tendencias Globales'.
El documento ha sido presentado por ACNUR en el marco de la celebración este martes del Día Mundial de los Refugiados.
Ella afirma que si España cumpliese las resoluciones de la ONU, "los saharauis tendrían la nacionalidad española casi al día siguiente de solicitarla".
Cheija Abdalahe sale del trabajo. Viste un pantalón blanco y una blusa negra. En su día a día mantiene un estilo occidental. Pero si tiene que acudir a un acto sobre refugiados, a una manifestación o conceder una entrevista, no lo hace sin la melfa. "Es mi seña de identidad", argumenta ya en casa, mientras con gran agilidad se anuda la prenda típica de las mujeres saharauis. Porque aunque hay quien considera que no tiene patria, ella se siente saharaui.
Esta joven es una de los al menos diez millones de apátridas que hay en el mundo, según recoge el informe Tendencias Globales que ACNUR presentó el lunes, en vísperas del Día Mundial de los Refugiados. Son personas sin nacionalidad, a las que ningún estado considera como ciudadanos suyos.
Cheija resume esa situación con dos palabras: "Indeseados y desprotegidos". Y en su caso, alguien que no ha llegado a experimentar la sensación de tener un hogar. "La sensación de estar en un sitio en el que tus derechos humanos son respetados y sobre todo, un sitio en el que nadie te va a decir en la cara que le debes algo. Es seguridad y estabilidad y sobre todo, vivir en dignidad", explica. "No he sentido nunca esa tranquilidad. Tiene que ser tan satisfactoria... La única sensación que he experimentado es la de ser refugiada, extranjera y apátrida", lamenta.
Lo más cercano a un hogar que conoce son los campamentos de refugiados de la provincia argelina de Tinduf, en los que nació hace casi 30 años. Sus padres se habían visto obligados a exiliarse del Sáhara Occidental en 1975, cuando Marruecos ocupó la antigua colonia española. A la hija mayor la dejaron con la abuela, pensando que pronto podrían regresar. Pero no fue así y no han vuelto a reunirse. Cheija tiene contacto con su hermana, pero nunca la ha visto en persona.
Esta mujer pasó sus primeros 20 años entre haimas y casas de barro y los internados de Argelia a los que iba a estudiar. Una vida "con condiciones extremas, pero con mucha dignidad", en la que los adultos se afanaban porque los más pequeños tuvieran una buena infancia: "Me recuerdo como una niña descalzamente feliz". "Nuestras madres nos amantaron el amor a la tierra y a la libertad y a la vez creces con una causa, pensando en que estás luchando por algo, y que por eso estás en las condiciones en las que estás", cuenta.
Participar en el proyecto Vacaciones en Paz que las asociaciones de Amigos del Pueblo Saharaui ponen en marcha para que los pequeños de los campamentos pasen los veranos en España le permitió corroborar la existencia de realidades diferentes a la suya y ahondar en su deseo de aspirar a "algo mejor". "Y lo conseguí, aunque las cosas no fueron del todo como yo esperaba", reconoce. Hace una década llegó a Madrid con la ilusión de legalizar su situación, convalidar sus estudios y continuar con su carrera, pero tardó cuatro años en obtener el permiso de residencia. "Aquella época fue muy dura, pero gracias a lo vivido entonces soy lo que soy ahora", resalta.
"Incongruencias" burocráticas
Cheija ha solicitado recientemente la ciudadanía española, pero teme que no se la concedan. Y ello pese a que su madre la tiene. También su padre es español, pero al haber perdido durante el exilio el DNI que lo acredita tampoco tiene nacionalidad. "Se sabe el número de memoria pero los registros de algunas ciudades saharauis desaparecieron por lo que es un español apátrida en España", comenta su hija. Una de tantas "incongruencias" burocráticas.
Esta activista se muestra muy crítica con la actitud que los diferentes Gobiernos españoles han adoptado respecto al Sáhara, considerado como uno de los diecisiete territorios no autónomos de la ONU, para la que la potencia administradora sigue siendo España. La joven considera que si este país siguiese las resoluciones de Naciones Unidas, "los saharauis tendrían la nacionalidad española casi al día siguiente de solicitarla". Creces con una causa, pensando en que estás luchando por algo, y que por eso estás en las condiciones en las que estás.
"Es duro ser apátrida. Pero es peor cuando eres apátrida saharaui en España. Eres apátrida y refugiado porque te han quitado tu tierra y ¿quién se la cedió a Marruecos? España. ¿Y quién te considera apátrida? España. Ni siquiera nos dan el estatuto de refugiado. Y yo nací como refugiada", denuncia.
Cheija exige al Estado español valentía internacional, no ceder a las presiones de Marruecos y el apoyo a la celebración de referéndum, para que sea el pueblo saharaui el que elija el futuro del territorio. Su enfado es con los dirigentes, pero nunca con la sociedad española, por la que asegura haberse sentido bien tratada siempre.
ACNUR se dio en 2014 un plazo de diez años para erradicar la apatridia. "Puede significar vivir sin formación, atención médica o empleo, sin poder moverse libremente, sin perspectivas ni esperanza. Sin una nacionalidad, frecuentemente son personas sin acceso a los derechos y servicios que los países normalmente reconocen a sus ciudadanos. Es inhumana y es hora de terminar con esta injusticia", apuntaba en un comunicado.
A esta saharaui le gustaría creer que eso será así, pero, "en la forma en la que va evolucionando el mundo", admite que tiene dudas. "¿Qué sería yo dentro de diez años?", se pregunta, para enseguida responder: "Tal vez estaría en mi tierra. Ese sí que sería el mundo ideal".

El País ignora a los refugiados saharauis en el Día Mundial del Refugiado, o cómo hacer un espantoso ridículo

Foto: Asociación Rimal Sáhara-Tormes
EL PAÍS digital publicó ayer 20 de junio (Día Mundial del Refugiado) un artículo sobre los 10 campamentos de refugiados más grandes del mundo. Firmado por la periodista Patricia R. Blanco, recogía los campos de refugiados con un número entre el millón y los 60 mil habitantes, con un olvido clamoroso, los campamentos de refugiados saharauis.
Ante las decenas de cartas de protesta la alucinante respuesta que se ha dado es que se ha contado por separado a las wilayas (El Aaiun, Dajla, Bojador, Auserd y Smara) en que se dividen administrativamente los campamentos.
Francamente intentar una vez más invisibilizar a los refugiados saharauis y ofrecer una excusa tan peregrina demuestra una vez más por qué El País está tan de capa caída y no para de perder lectores.
Aluvión de quejas por una entrada en el blog ‘Mundo global’ que recogía los diez campos de refugiados más grandes del mundo, entre los que no figuran los de Tinduf
LOLA GALÁN, defensora del lector de El País. 21 JUN 2017 -
El martes 20 de junio se celebró el Día Mundial del Refugiado y, por ese motivo, EL PAÍS incluyó en su web un par de temas sobre este inmenso colectivo de personas obligadas por las guerras, las persecuciones políticas o la hambruna a llevar una vida de parías lejos de sus países de origen. En el blog Mundo Global, Patricia R. Blanco redactó un artículo –“Los diez mayores campos de refugiados del mundo”·- en el que se aportaban datos globales sobre los refugiados en el mundo y se pasaba revista a los diez mayores campos de refugiados que existen. El último de la lista es Yida, que alberga a 55.000 personas.
Al poco tiempo de aparecer el artículo en la portada de la web de EL PAÍS comenzaron a llegar a mi buzón quejas de lectores. Decenas y decenas de cartas de particulares y de asociaciones de solidaridad o ayuda al pueblo saharaui. La cifra ha sido tal, que me ha sido imposible contestar a todos los correos para explicar las razones que han llevado a Blanco a dejar fuera de su artículo los campos de refugiados saharauis en Argelia.
Marina Tufusaus escribe respecto al artículo de Patricia R. Blanco:
"Hay una falta muy grave en lo que respecta a esta clasificación. La población saharaui refugiada en los campos ubicados en territorio argelino que lleva más de cuarenta años fuera de su tierra, hoy supera de largo las 100.000 personas.
Con el máximo respeto a todas las personas que tienen que sufrir las consecuencias de conflictos e intereses de poder y que viven en los campos de refugiados que aparecen en este "ranking", es indignante que las más de 160.000 personas que viven en los campos de refugiados saharauis no reciban un espacio en esta clasificación".
Juliana García Salinero explica por su parte:
"Una vez leído el artículo, quiero expresar que en una primera fase me ha sorprendido y posteriormente me ha molestado profundamente que no se mencionen los 4 campamentos de refugiados saharauis en los que según los organismos de las Naciones Unidas viven 125.000 refugiados. El Frente Polisario habla de una población de 165.000 refugiados, que viven en lamentables condiciones en territorio argelino, en lo que España, como Estado, tiene una enorme responsabilidad política, tal y como se indica en el siguiente sitio de Acnur.
En noviembre de 1975, tras la firma de los Acuerdos Tripartitos de Madrid, España se retiró de la zona conocida como Sáhara Occidental, que 23 años antes había anexado al resto de sus provincias peninsulares, y a partir de ahí se registró una huida masiva de refugiados saharauis hacia zonas más seguras".
Otro lector, Elbachir Mahmoud, escribe:
"Omitir mencionar a los campos de refugiados saharauis entre los más poblados es faltar a la verdad y deja en entredicho la profesionalidad del periodista y del periódico”
Muchos otros lectores y asociaciones, como la Asociación de Amistad con el pueblo Saharaui Rivas Sahel, me han escrito para lamentar esa omisión alegando parecidas razones.
Ante la imposibilidad de contestarles a todos, he pedido a Patricia R. Blanco que explique los criterios con los que elaboró el texto. Esta es su explicación:
“El criterio seguido para elaborar este tema ha sido seleccionar los 10 mayores campos de refugiados del mundo en cuanto al número de personas a las que dan cobijo, según los datos proporcionados por Acnur. La agencia de la ONU para los refugiados calcula que hay unos 165.000 refugiados saharauis en cinco campos en Tinduf. No existen datos de que alguno de ellos sume más de 55.000, que es aproximadamente el número de personas que alberga Yida, en Sudán del Sur el último de la clasificación que he elaborado para EL PAÍS. En ningún caso se ha excluido de forma intencionada a los saharauis, sino que el criterio seguido para realizar esta clasificación ha sido única y exclusivamente el número de personas que habitan en los campos de refugiados, no los colectivos de refugiados.
Por poblaciones, y siempre según los datos de Acnur y sin tener en cuenta la prolongada situación de los refugiados palestinos, Siria es el país con más desplazados (12 millones), seguido de Colombia (7,7 millones), Afganistán (4,7 millones), Irak (4,2 millones) y Sudán del Sur (3,3 millones). Menciono estos datos solo para ilustrar que, por ejemplo, el texto no alude tampoco a los refugiados colombianos puesto que no se encuentran en uno de los 10 mayores campos de refugiados del mundo. Esta clasificación no implica, en ningún caso, que se obvie la gravedad de la situación que atraviesan, al igual que ocurre con los refugiados saharauis. Yo misma he entrevistado al ya fallecido secretario general del Frente Polisario Mohamed Abdelaziz El titular de la entrevista, “Los saharauis iremos a la guerra si falla la diplomacia” reflejaba el hartazgo que vive este pueblo. En el subtítulo destaqué la denuncia de Abdelaziz hacia Marruecos: “Marruecos intenta que fracasen los esfuerzos de la ONU”.

Diplomáticos saharauis participaron en el 39 Congreso del nuevo PSOE

EIC Poemario Sahara Libre 21/06/2017
Foto. Delegación Saharaui
La web de la Delegación del Frente Polisario para España publicó el lunes 19 de junio que una delegación del Frente Polisario encabezada por el Ministro de Estado, Consejero de Presidencia y Miembro del Secretariado Nacional, Bachir Mustafa Sayed,  acompañado por la miembro del Secretariado Nacional del Frente Polisario y delegada para España, Jira Bulahi, ha participado en el 39º Congreso del PSOE, que se ha celebrado los días 17 y 18 de junio en Madrid para confirmar la nueva dirección del partido encabezada por su nuevo Secretario General, Pedro Sánchez.
La fuente indicó que al margen de los trabajos del Congreso, la delegación del Polisario ha tenido un encuentro con el nuevo Secretario General del PSOE al que han felicitado por su elección y, a la vez, le han solicitado que, en la nueva etapa que se abre en el PSOE, aborde con más firmeza y determinación el asunto del Sáhara Occidental. Para ello, le han emplazado a un encuentro bilateral en el que abordar con más  profundidad esta cuestión tan trascendental no solo para el PSOE sino para toda la sociedad española.
La Delegación participante ha podido tener encuentros con otras fuerzas políticas y delegaciones extranjeras de otros países participantes en el 39º Congreso del Partido Socialista Obrero Español, fundamentalmente, a nivel de Europa y América Latina.

lunes, 19 de junio de 2017

Para qué están los cascos azules de la ONU en el Sahara Occidental.Por Abderrahaman Budda


Los cascos azules de la (MINURSO), Misión Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental, gozaron siempre con plena seguridad en los territorios liberados del Sáhara Occidental. Viven en sus lujosas residencias en medio del desierto, sus patrullas recorren la espaciosa Tiris y el hermoso Zemmur, se detienen en cada jaima que se le antoja, donde son recibidos con la habitual hospitalidad de la sociedad saharaui. Les preparan té, les ofrecen cuencos de leche de camella recién ordeñada. A los hombres se les regalan darraa[1] , a las mujeres, melhfa y se les aplica la henna en las manos y pies.  Concluyen su agasajo dejando las jaimas saharauis alegres, charlando en sus múltiples idiomas, gesticulando con las manos en señal de gratitud por la hospitalidad recibida.
Desempeñan su trabajo de patrullas con total libertad y sin restricciones, incluso se adentran en las instalaciones militares de las unidades militares del Ejercito Saharaui, revisan todo y se retiran despedidos  con la sonrisa de los soldados saharaui.
¿Acaso gozan los cascos azules de la MINURSO con un trato semejante en otras regiones del planeta? ¿Cuantos miembros de la MINURSO habían fallecido en el Sáhara Occidental por acciones bélicas?, casos contados por explosión de minas sembradas durante la guerra por el ejército marroquí.
Si comparamos las bajas de los cascos azules en otras partes del mundo encontramos resultados tristes con abismal diferencia con los del Sahara Occidental. Y por citar algunos ejemplos en Darfur y el Congo perecieron 300 soldados de esas dos misiones de la ONU en África. En Mali 36 cascos azules han muerto y 200 han resultado heridos en la misión de la UNO en Mali.
En la misión  de Somalia que realiza la MINUSMA, decenas resultaron muertos en distintos incidentes.
Sólo en el año 2015 unos 129 agentes de Naciones Unidas (incluidos militares, policías, personal civil procedentes de 50 países) perdieron la vida. En total ha habido más de 3400 fallecidos desde que la UNO comenzó las operaciones de paz en 1948.
La eterna permanencia de las unidades de la MINURSO no refleja los deseos de los habitantes del Sáhara, su presencia en el territorio se realizó con el objetivo de la organización de un referéndum de auto determinación del pueblo saharaui y no prolongar los sufrimientos de la población del territorio.
Ante su inoperancia la MINURSO no evitó el desmantelamiento salvaje y cruel del campamento de protestas pacíficas saharauis en  Gdrim Izik en 2010, ni evitó el asesinato del niño Said Dambar ni la tortura de miles de niños y mujeres en las calles de las distintas ciudades del territorio saharaui ocupado. Además del encarcelamiento de miles de ciudadanos saharauis en cárceles marroquíes.
La ONU con sus cascos azules no evitaron el  genocidio de Ruanda en 1994, donde perecieron 800 000 personas en menos  de tres meses, las tropas de  los cascos azules  compuestas por 2539 soldados se replegaron sin cumplir con su misión de proteger los civiles.
También es inolvidable la masacre de Srebrenica ocurrida 11 de julio 1995, los soldados serbobosnios invadieron la ciudad, lo que hizo que decenas de miles de refugiados  huyeran al campamento de las fuerzas de paz de la UNO en Potocari, en el norte de la ciudad. Los cascos azules y unos  500 refugiados en su mayoría niños y mujeres se refugiaron en la base de las Naciones Unidas, mientras otros miles se quedaron en el exterior. Los refugiados dentro de la base fueron expulsados y entregados a las tropas serbobosnias.
En los días siguientes 8.000 hombres y niños musulmanes fueron asesinados a sangre fría ante la mirada pasiva de los cascos azules.
El componente de la MINURSO no fue destinado al Sáhara Occidental para vivir en hoteles de cinco estrellas y llenar sus bolsillos de los dólares de las sucesivas misiones que desde 1991 son anualmente renovadas. Esta misión como todas las misiones de la UNO desplazadas en zonas de conflictos,  debe entender que puede afrontar serios peligros por lo que está condenada a adoptar medidas de seguridad y no correr a esconderse cuándo se avecina un peligro.
El argumento de la existencia de amenazas terroristas que atentan contra la integridad física de los soldados de la MINURSO, principalmente en la zona de Guergarat, es una farsa ideada y puesta en acción por un país del consejo de seguridad aliado de Marruecos que tiene como objetivo proteger los intereses del ocupante marroquí, prolongar la vida del conflicto y mantener las conversaciones de paz concentradas en torno a temas secundarias alejadas del objetivo principal, que es la celebración de un referéndum libre y transparente   que garantiza la auto determinación del pueblo saharaui. Es imposible tapar el sol con un dedo ni engañar al pueblo saharaui con este sucio juego.
Cuatro décadas de guerra, exilio y dolor han fortalecido la nación saharaui y han demostrado que la UNO no resolverá la cuestión del Sáhara Occidental. Tan sólo con una vuelta a las armas que hace temblar a todo el Magreb Árabe, puede implicar Occidente en la solución y garantizar al pueblo saharaui su legítima derecho en recuperar su soberanía nación sobre el territorio del Sahara Occidental.
      




[1] Vestimenta tradicional del caballero saharaui.

domingo, 18 de junio de 2017

La biografía de Mariem Hassan en el IV Congreso AISPI (Asociación de Hispanistas Italianos)

El pasado 15 de junio, en ocasión del XXX Congreso de la AISPI (Asociación de Hispanistas Italianos), en los locales de la Universidad de Turín, Giulia Maltese, estudiante de doctorado en la Universidad de Bolonia (Dep.to de Interpretación y Traducción) presentó su ponencia “La memoria saharawi nella biografia illustrata: Mariem Hassan. Soy saharaui/Mariem Hassan. Io sono saharaui di Gianluca Diana e Andromalis” (La memoria saharaui en la biografía ilustrada: Mariem Hassan. Soy saharaui/Mariem Hassan. Io sono saharaui por Gianluca Diana y Andromalis). Su intervención se enmarcaba en el panel sobre “Traducción y transmedialidad: narrativa gráfica, narrativa transmedia, literatura infantil y juvenil, cómic y perspectivas lingüísticas y de trasvase”, coordinado por la Profa. Pilar Capanaga.
Tras el análisis de ambas versiones del cómic ─ la española editada por Calamar Ediciones (2014) y la italiana (Barta Edizioni, 2016) ─ y las entrevistas realizadas al autor, Gianluca Diana y al ilustrador, Andrea Malis, Giulia Maltese planteó un enfoque polifónico a la obra ─ una «graphic combar novel», tal como la define el mismo Gianluca Diana ─ en el que destacaba la disolución de la biografía de Mariem Hassan en la multi-biografía del pueblo saharaui. De ahí que la memoria histórica del pueblo saharaui, la tradición musical del haul, la poesía y la “estética de la resistencia” que caracteriza la producción cultural saharaui a partir de los años ’70 sin olvidar el papel clave jugado por la mujer saharaui en el marco del movimiento de liberación y del refugio argelino, encuentren su espacio en las 6 etapas (6 décadas, de 1958 a 2015) de las que se compone la biografía ilustrada de la cantante nacional saharaui. Cada una de ellas remite al título de una canción de Mariem, a un tiempo y espacio concretos y a un contexto comunicativo (histórica y musicalmente hablando) específico. La traducción al español (realizada por Federica Marzioni y revisada por Manuel Domínguez), por su parte, se presenta como “obra de alto valor moral” y apertura hacia el otro y fomenta una lectura “doblemente responsable”, pues, por un lado, responsabiliza al lector en su acercamiento a la “causa saharaui”, y, por el otro, recupera y promociona la tradición poética y musical del Sáhara Occidental.
El texto y las ilustraciones junto con el ritmo del tebal y del ardín, de las guitarras eléctricas y la modernidad del “blues saharaui” acompañaron las reflexiones del público, compuesto por profesor@s e investigador@s italian@s y español@s, que se mostró muy interesado.


Los saharauis en la ciudad de El Aaiun se manifesteron este domingo contra la ocupación.

Fuente. Diario  La Realidad Saharaui, DLRS
Madrid. Domingo 18 de junio
Según ha podido informarse Diario La Realidad Saharaui de fuentes de derechos humanos saharauis y el portal de Maizirat, centenares de saharauis salieron este domingo en una concentración pacífica en la ciudad ocupada de El Aaiun, frente al hotel marroquí Negyir situado en la avenida principal de la ciudad. Según la fuente consultada los manifestantes saharauis corearon lemas contra la ocupación, reivindicaron el derecho a la autodeterminación, la libertad y el respeto a la dignidad humana.
El aparato policial marroquí cargó según la fuente contra los manifestantes y causó varios heridos entre los saharauis. Ha indicado desde el lugar la fuente. 

sábado, 17 de junio de 2017

El presidente de la República Saharaui Democrática, Brahim Gali, envía emisario a su homólogo angoleño, José Eduardo dos Santos

 Fuente. Diario La Realidad Saharaui y Jornal Angola
Foto. Jornal de Angola
La noticia fue difundida hoy sábado 17 de junio por Jornal de Angola quien señaló que la misiva del presidente saharaui fue entregada ayer, en Luanda, en el transcurso de una audiencia que el ministro de Relaciones Exteriores, George Chikoti, concedió a su homólogo saharaui, Mohamed Salem Uld Salek.
En declaraciones a la prensa, al final del encuentro, el jefe de la diplomacia angoleña afirmó que Angola está esperanzada de que el problema de la República Saharaui Democrática conozca una solución que dignifique a su pueblo, que desde hace años lucha por su autodeterminación. "Somos grandes partidarios de la causa saharaui y queremos que la resolución aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la autodeterminación sea aplicada y que Marruecos se adhiera a esta decisión de la comunidad internacional", subrayó Georges Chikoti.
La misma fuente indicó que, el ministro de Asuntos Exteriores de la República Saharaui  consideró de históricas y "muy fuertes" las relaciones entre los dos pueblos y países, y recordó que ambos libraron lucha en su guerra de liberación.
El Joranl de Angola señaló que el diplomático saharaui manifestó el interés de su país en desarrollar aún más las relaciones existentes. "Angola es un país influyente no sólo en África, sino también en el mundo, pues ha trabajado siempre en pro de la resolución de conflictos en varios países y la consecuente estabilidad de éstos", apostilló el canciller.
Mohamed Salek agradeció, en nombre del Presidente Brahim Gali y del pueblo saharaui, el apoyo que desde siempre el Gobierno angoleño ha prestado a la lucha por la autodeterminación de su país.
El ministro saharaui consideró que Angola tiene una posición de liderazgo en la Unión Africana y dijo creer que las elecciones generales que Angola realiza el 23 de agosto van a fortalecer el proceso democrático y pueden colocar al país entre las democracias más fuertes en África. Señalar que Angola concede desde 1976 su apoyo político y diplomático a la República Saharaui Democrática.

jueves, 15 de junio de 2017

Juicio #GdeimIzik Jueves 15 de junio, octava jornada de la quinta sesión del juicio. Se aplaza el juicio hasta el 11 de julio

Tras 28 sesiones de juicio la corte marroquí aplaza de nuevo juicio de los presos de #GdeimIzik a 11.07.2017.
Informe de los observadores de SOGAPS (Solidariedade Galega co Pobo Saharaui), 15 de junio de 2017
Hoy asistimos a otra sesión del juicio político, evidente, contra el grupo de Gdeim Izik en Sale. Continuaba la parte de la defensa de oficio. Y un nuevo letrado exponía de manera clara como el tribunal viola las propias leyes, manipulando todas las pruebas y testigos. En primer lugar se refiere a al abuso de considerar asesinos a los presos. Pide retiren de las actas la denominación de criminales con que se trataron en la sala. Si no hay sentencia no puede haber delito. Además las pruebas son nulas pues están basadas en declaraciones bajo tortura, como declaran los acusados. No hay otras pruebas y los testigos no sirven, puesto que son los policías que las redactaron. Los informes de los médicos son ridículos porque dicen lo mismo de todos sin especificar, un corta y pega. El juez instructor no tenía capacidad de presentar pruebas en el acto inmediato del delito puesto que los presos fueran capturados a posteriori, las fotografías por ley, cita varios artículos, no sirven pues no son del delito y poder estar manipuladas igual que las mal llamadas armas que eran útiles propios de una vida de campamentos. Las llamadas telefónicas no están sujetas a legalidad no sucedieron en el campamento y a las seis de la mañana era imposible reconocer a quién cometía el delito... ¿cómo iban a ser banda armada si algunos de los acusados estaban en un comité de diálogo del campamento con las autoridades?
Por todo ello plantea al tribunal la absolución: no han realizado los hechos. Se han torturado para declarar, no hay testigos. Aquí afea al fiscal que pudo buscarlos en el campamento, neutrales, y no lo hizo. Los informes periciales falsos y nada de banda armada según la constitución y ley marroquís. Aquí no hay “Isis ni Daesh”. Por ello no constan delitos para atribuir a los acusados saharauis que deben ser declarados inocentes.

El gobierno saharaui gana la primera ronda en el caso del barco de fosfato saharaui retenido por Sudáfrica

EFE, 15 DE JUNIO DEL 2017
El Tribunal Supremo de Sudáfrica dictaminó hoy que la detención de la carga de un barco procedente de Marruecos que transporta 54.000 toneladas de fosfato extraído del Sáhara Occidental es legal y que el caso se someterá a juicio para determinar quién tiene el derecho sobre el cargamento.
"El tribunal dictó su sentencia a favor de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y del Frente Polisario", confirmó a Efe el letrado sudafricano y de defensa saharaui Andre Bowley, quien informó de que la corte retiene la carga, no al barco ni a la tripulación.
El navío marroquí NM Cherry Blossom se dirigía a Nueva Zelanda cuando fue intervenido por las autoridades sudafricanas durante una escala en el puerto Sudafricano Elizabeth el pasado 3 de mayo, en respuesta a una solicitud del Frente Polisario (FP).
El FP denunciaba la supuesta falta de legitimidad de la carga por haber extraído el fosfato en los territorios que Marruecos ocupa desde los años 70.
La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, señaló que la empresa pública marroquí Oficina Jerifiana de Fosfatos, propietaria del cargo detenido, y Phosboucraa, empresa filial de la misma, no han extraído el fosfato del Sáhara Occidental con el consentimiento del pueblo.
"Ellos no pueden decir que lo hacen en nombre de su pueblo", puede leerse en la sentencia, que alega que como la mayoría del pueblo saharaui vive al este del muro de separación marroquí o en los campos de refugiados en Argelia "los que pueden beneficiarse de la extracción de fosfato son los colonos marroquíes".
Según el Supremo, "Marruecos no tiene derecho a la soberanía sobre el Sáhara Occidental. Su reclamo como resultado de su ocupación del territorio es incompatible con el estatuto de Sáhara Occidental como territorio no autónomo".
Tras la decisión judicial, la carga permanecerá en el puerto hasta que el caso vaya a juicio.
La incautación de la carga por orden judicial se produce sólo meses después de que las autoridades saharauis concluyeran con éxito un caso contra la Unión Europea por extender un acuerdo de libre comercio con Marruecos al Sáhara Occidental.
El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) validó definitivamente el pasado 21 de diciembre el acuerdo comercial agrícola y pesquero firmado entre la Unión Europea y Marruecos en 2012, ya que el pacto no menciona expresamente su aplicación en el Sáhara Occidental, territorio que la legislación de la UE no considera parte del reino alauí.
La sentencia del TJUE, máxima instancia judicial comunitaria y contra la que no cabe recurso, anuló de esa forma una sentencia de 2015 del Tribunal General de la UE.
El Tribunal General de la UE, en su decisión previa, invalidaba parcialmente el acuerdo en la parte que afecta al Sáhara Occidental, al opinar que la Unión no verificó si la explotación de los recursos tenía un impacto sobre la población de la antigua colonia española, como reclamaba el Frente Polisario.

Ahmed Boukhari, Representante del Sahara Occidental ante la ONU, en el Comité especial de descolonización—C24

Foto. Archivo

Texto íntegro de la intervención de Ahmed Bujari ante el Comite de Descolonizacion de la ONU el martes 13 de junio en Nueva York.

Señor Presidente
En nombre del pueblo saharaui, quiero agradecer la oportunidad de dirigirme a este  importante Comité donde nuestro país  figura todavía en su agenda como la última colonia Africana.
Marruecos sigue ocupando nuestro país  desde  1975 en violación flagrante de las resoluciones de la Unión Africana, de la Asamblea general, del Consejo de seguridad, del dictamen de la Corte Internacional de Justicia de 16 de octubre de 1975,  y de las recomendaciones del Comité especial contenidas en el informe de la misión que había enviado al Sahara occidental en mayo de 1975.
Los crímenes que cometió y sigue cometiendo contra nuestro pueblo son  inenarrables y la Historia  los juzgará con plenitud algún día y desvelará sus  trágicas dimensiones.  
Desde el primer día Marruecos recurrió al uso de armas prohibidas como el NAPALM con que  bombardeó  la localidad de Um Dreiga en febrero de 1976, la Guernica saharaui.  Decenas de nuestros compatriotas fueron ejecutados en pleno desierto y  enterrados en tumbas colectivas que fueron algunas de ellas descubiertas en el 2013 y exhumadas en presencia de la ONU.
Seiscientos civiles y 151 militares capturados en en el campo de batalla siguen en paradero desconocido. Algunos fueron arrojados al vacío desde helicópteros. Decenas  de nuestros compatriotas, mujeres y hombres,  son todavía víctimas de violencia, violaciones, torturas, vejaciones, que condujeron en varios casos a la muerte en las cárceles o en la represión de manifestaciones.   Mas de sesenta son presos políticos que llevan años en las cárceles marroquíes, entre ellos el Grupo de Gdeim Izik, cuyos miembros fueron sentenciados a cadena perpetua por la corte militar de un país ocupante políticamente motivada.
El informe especifico del Alto Comisario de la ONU para Derechos Humanos, de septiembre 2006, establece que las violaciones de los derechos humanos por Marruecos se deben en su mayoría al hecho de que el pueblo saharaui no ha ejercido su derecho a la autodeterminación.
Para citar los testimonios mas recientes, el Comité de Derechos Humanos  en sus conclusiones adoptadas el 2 de Noviembre 2016 (CCPR/C/MAR/CO/6  a que se refiere el reciente informe del SG  S/2017/ 307 de  10 abril deja constancia,  cito: de “Su preocupación ante los continuos informes sobre el uso de la tortura, tratos crueles o degradantes  perpetrados por  el Estado marroquí en el Sahara occidental”. El relator especial de la ONU para la tortura, Juan Méndez, que visito el Sahara occidental en 2013 llegó a la misma conclusión.
Muchos observadores y  periodistas que han intentado venir a las zonas ocupadas fueron expulsados. En el párrafo 72 del informe, el Secretario general de la ONU  dice que, cito: “El Gobierno de Marruecos confirmó al Alto Comisario de la ONU para derechos Humanos que 187 extranjeros fueron expulsados del Sahara occidental” bajo el argumento de cito: “minar la seguridad nacional”. No se permiten  testigos sobre lo que ocurre en esta prisión a cielo abierto.
Marruecos reconoce la verdad a medias, cuando  según el párrafo 73 del informe, confirma que, cito: “776 manifestaciones de protesta" contra la ocupación tuvieron lugar en el año pasado en el Sahara occidental , de las que  66 según Marruecos , fueron reprimidas por la fuerza.  En el párrafo 75, el informe dice, cito” los saharauis continúan siendo discriminados en sus derechos económicos, sociales y culturales y que se ha hecho muy poco para la autodeterminación del pueblo del Sahara occidental y no se le  consulta sobre la explotación de sus recursos naturales” (fin cita).
Señor Presidente
El pueblo saharaui es victima de un atropello colonialista que dura ya 42 años.  Hemos  hecho frente a la agresión armada en el campo de batalla donde cayeron miles de mártires saharauis en defensa  del derecho a vivir en nuestro país libre y soberano. En 1979 Mauritania firmó la paz y puso fin a su ocupación del sur de nuestro país. Dieciséis años más tarde, cuando las Naciones Unidas y la Unión Africana, nos pidieron en 1991 que  confiáramos en  la vía pacifica, en el referéndum de autodeterminación, hemos respondido positivamente al llamamiento. Habiendo declarado la independencia de nuestro país el 27 de Febrero de 1976  y siendo ya Miembro de la Unión Africana desde 1984,  aceptar el  referéndum fue una tangible prueba de cooperación.
¿Dónde está el referéndum hoy? ¿Quién lo obstruye? Llevamos 25 años esperando.  
Los hechos demuestran que Marruecos aceptó la solución del referéndum  con la opción de  la independencia y maniobró  para implicar a la ONU y a la Unión Africana en un plebiscito fraudulento, a través de la concesión del derecho de voto a miles de  colonos marroquíes transferidos a nuestro país durante y después de la  invasión militar. La ONU y la Unión Africana no quisieron legitimar el fraude. Es por eso que Marruecos  puso fin en abril de 2004  a su participación en el proceso pero aun le oímos decir que el referéndum de autodeterminación fue abandonado  por la ONU  porque lo consideró irrealizable. Esta atribución a la ONU  es simplemente falsa.  El Consejo de seguridad extiende cada año el mandato  de la Misión de la ONU para el referéndum del Sahara occidental. La Unión Africana  le pide desde 2015 a la ONU que fije una fecha para el referéndum de autodeterminación. La  ONU tiene la lista de votantes y un plan detallado en los acuerdos de Houston que las dos partes habíamos negociado y firmado en 1997.  La ONU   puede organizar el referéndum  en el plazo de tres o cuatro meses. Solo hace falta voluntad política.
La falta  de respuesta del Consejo de seguridad a la obstrucción marroquí al referéndum  ha mermado la credibilidad de la ONU y ha llevado a Marruecos a creer que se le ha concedido un derecho a la impunidad. En efecto,  la Misión de la ONU es hoy prisionera de la potencia ocupante que la obliga a mirar al otro lado, incluso a  no informar a Nueva York  sobre hechos de extrema gravedad que tuvieron lugar.  Sus coches llevan todavía matricula de Marruecos.  Es la única operación de mantenimiento de la paz creadas desde 1978 que  no tiene prerrogativas para proteger los derechos humanos. No puede hablar con la población ni con los defensores de los derechos humanos. El 16 de marzo del año pasado sus componentes política y civil, 87 funcionarios,  fueron expulsados por Marruecos en el plazo conminatorio de 48 horas. En su presentación al Consejo de seguridad  reunido de urgencia al día siguiente el 17 de marzo, el Sr. Feltman, Secretario General  adjunto de la ONU para Asuntos Políticos dijo, cito: “Vemos esta acción [la expulsión] como contraria a las obligaciones internacionales de Marruecos contraídas en virtud de la Carta y del Acuerdo sobre el status de la Misión respecto a la MINURSO”.
Marruecos se negó desde el 2012  a continuar las negociaciones directas con el Frente Polisario en contravención a las resoluciones del Consejo de seguridad.  Al año siguiente, en 2013,  declara persona non grata  al anterior Enviado personal del Secretario general, Embajador Christopher Ross. En enero de este año exigió su dimisión, que  obtuvo. En marzo 2016 impide al SG Ban ki moon visitar la zona ocupada donde esta la sede de la MINURSO, le denigra públicamente y  expulsa la componente civil y política de la MINURSO.
En agosto del año pasado Marruecos nos llevó al borde de una confrontación militar cuando  decidió,  en violación de  los términos del alto el fuego, construir una carretera para traficar hacia África en la zona de ElGargarat, la cual  es una zona  prohibida por los acuerdos militares  con la ONU.
La situación creada en la zona ha llevado al  Consejo de seguridad a pedir al SG de la ONU en la reciente resolución 2351(2017) a  que estudie y busque soluciones al problema creado por Marruecos en ElGargarat.
El Consejo de seguridad  en dicha resolución, solicita que las negociaciones directas entre nosotros y Marruecos  se celebren sin demora y quiere que el Secretario general le presente  en seis meses una hoja de ruta clara. Marruecos ha hecho todo lo posible  para retrasar la designación del nuevo Enviado Personal del SG  y con ello las negociaciones.
Mientras tanto, la Unión Africana del que nuestro país es Miembro, ha aceptado en enero pasado a Marruecos tras firmar y ratificar la Carta Fundacional de la Organización. El artículo 4 de la Carta estipula que las fronteras de los Estados Miembros de la Unión  son las  adquiridas el día de la independencia. Marruecos accedió a la independencia en 1956. Ello quiere decir que debe  retirarse de los territorios de otro Estado de la Unión   que ocupa ilegalmente desde 1975.Esto facilitaría la solución del conflicto. Los hechos  y declaraciones oficiales marroquíes en estos meses muestran  sin embargo que Marruecos no va a  respetar lo que firmó y ratificó. Tenemos dentro de la Unión Africana  a un caballo de Troya que se erige de nuevo  en amenaza a la unidad  y seguridad continental. Al mismo tiempo, no pierde ninguna ocasión para denigrar a la Unión Africana con el propósito de impedir  la cooperación natural e institucional entre la Unión y las Naciones Unidas  para el logro de una solución justa a un conflicto que  esta en la agenda de las dos Organizaciones.
Sr. Presidente,
El pueblo saharaui tiene  confianza plena en la labor del Comité.
La Asamblea General adopta cada año una resolución en la que  le pide que  siga de cerca la cuestión del Sahara occidental. Ello requiere en buena lógica ir al terreno. La última misión fue enviada el 12 de  mayo de 1975, hace 42 años y un mes. Reitero nuestra invitación  y nuestra total cooperación con esa misión.
También, Señor  Presidente, creemos que  seria  útil que el Comité decida una fecha para la sesión especial sobre  el Sahara occidental ya acordada. Ello servirá para sacar el tema a la luz del día y  liberarlo en fin de  las cadenas invisibles del silencio.
Desde otro lado,  quisiera transmitir al  Comité nuestro deseo de que  se pronuncie sobre el saqueo de que son objeto los recursos naturales de nuestro país, como el fosfato y el banco pesquero, saqueo que le brinda anualmente a Marruecos  alrededor 5 mil millones de dólares, que sirven para afianzar la ocupación y, por ende, alejar la paz. Hemos incoado procesos judiciales contra algunas empresas extranjeras implicadas en el  saqueo y esperemos que la Unión Europea sepa  respetar la legalidad internacional y la  sentencia  de su Corte Suprema de Justica de diciembre del año pasado en la que dejó claro que  el Sahara occidental no es parte de Marruecos. Es  según la Corte, cito, “Un Territorio distinto y separado”. Ello significa que los recursos  naturales de nuestro país deben  estar fuera de toda transacción comercial con la potencia ocupante.
Señor Presidente,  
El Comité tiene en su agenda un conflicto de alta sensibilidad que conoció  16 años de guerra cruenta que ha traído inseguridad e inestabilidad a toda la región. Resolverlo es fundamental porque el riesgo de involución es real. Un pueblo sigue  viendo que su país esta bajo ocupación ilegal en pleno siglo XXI  y  forzado por ello a vivir bajo la represión en la zona ocupada, o en el exilio o al borde de la reanudación de la guerra. La Comunidad internacional no debe aceptar el fracaso. Tiene  medios que debe usar para poner fin a esta injusticia.
Marruecos debe venir  a las próximas negociaciones, que nos ha solicitado el Consejo de seguridad, con espíritu de cooperación honesta, liberada de agendas ocultas y tácticas dilatorias, para que de la mano de la ONU y de la UA se logre una solución justa y duradera a una cuestión de descolonización que servirá sin duda para el restablecimiento de  la estabilidad  y seguridad en nuestra región.  
El Comité, cumpliendo con su mandato descolonizador, contribuirá a hacer posible esa solución justa.
Muchas gracias